NACIONAL MONTEVIDEO IMM elabora protocolo para empleados que consuman drogas

Un equipo de técnicos propondrá pautas de actuación



En julio de 2014, un funcionario de la Intendencia de Montevideo (IMM) fue sancionado con 120 días de suspensión sin goce de sueldo por estar alcoholizado mientras cumplía con su trabajo.

Por eso, la IMM trabaja en la elaboración de un protocolo para saber cómo actuar "en el caso de detección de funcionarios que consuman sustancias que puedan afectar su desempeño laboral y/o causar perjuicio de cualquier naturaleza" a la intendencia, dice la resolución que crea ese protocolo.

Para ello se creó un grupo de trabajo que propondrá las pautas de actuación, además de ver la posibilidad de modificar la normativa.

"La idea no es encapsular a ese funcionario o sentarlo en una silla y dejarlo aislado" como sucede actualmente en esa y otras dependencias del Estado, dijo a El Observador el director de Gestión Humana de la IMM, Eduardo Brenta, sino analizar la situación y ayudar en la salida de la dependencia.

Se creará entonces un área integrada por psicólogos y médicos que verán el nivel de complejidad, de dependencia y a qué droga con el objetivo de que el trabajador pueda "desengancharse y reinsertarse en la estructura municipal, no en el mismo lugar porque hay relaciones desgastadas sino en otras áreas en función de las capacidades", señaló Brenta.

La idea es que a ese equipo de trabajo sean derivados los funcionarios tanto de la intendencia como de los ocho municipios y "colaborar" con otras áreas del Estado.


"El Estado uruguayo tiene la política de mirar para el costado, eso nos parece que es una práctica que no se corresponde con el discurso que se está dando", aseguró Brenta.

Según la normativa departamental, el "presentarse al trabajo en estado de ebriedad o ingerir bebidas alcohólicas durante el horario de labor" es una "falta gravísima", lo que trae consigo una suspensión de más de tres meses.

Si bien ha habido sanciones por consumo de drogas en el trabajo, en términos generales el mayor porcentaje de las sanciones importantes y destituciones se debe a inasistencias. Esto se debe, según el jerarca, a que el bajo nivel de desempleo hace que "mucha gente que no estaba habituada a un trabajo formal hoy accede y no tiene la capacidad de mantenerlo".

La idea de tratar las dependencias a drogas se relaciona entonces con "ver si las ausencias están ligadas a adicciones o situaciones de ese tipo", explicó Brenta, además de falta de conocimiento de los mecanismos de licencias.


Informe extraído de OBSERVADOR
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?