Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

28/6/15

Lo que tiene que saber si va a salir a andar en bicicleta

La muerte de un ciclista de 23 años en la ruta 101 el pasado fin de semana generó tal repercusión que este miércoles que varias organizaciones harán una movilización para reclamar más seguridad en las calles a los usuarios de bicicletas.
Entre sus exigencias se encuentra que el resto de los conductores respeten la distancia de un metro y medio como mínimo si quieren adelantarlos, algo que se funda en el mandato de que los adelantos siempre deben hacerse por el carril de al lado. Es común que los autos, en vez de hacerlo como dice la ley, pasen a los ciclistas por el mismo carril, lo que afecta la inestabilidad de la bicicleta.
Sin embargo, los ciclistas también tienen obligaciones. La ley 19.061 les exige tener la bicicleta en condiciones: debe contar con espejos, con luces blancas o reflectores del mismo color delante y rojos detrás y tiene que tener timbre o bocina. El conductor debe usar casco y se recomienda que vista indumentaria reflectiva.
Como el resto de los vehículos, los usuarios de bicicletas circulan por la vía pública, aunque tienen que hacerlo únicamente por el carril de la derecha. Si van varios ciclistas, deben circular en fila india, uno detrás del otro.
Twitear
Y para generar ese cambio, Barrios fue estricto en su recomendación: respetar las normas de tránsito.

No se sanciona

Al ser un vehículo más, los ciclistas también deberían cumplir el resto de las obligaciones: parar en una luz roja o en las cebras cuando hay peatones y utilizar los elementos de seguridad indicados en la norma. Por ejemplo, la ley indica que si un ciclista no lleva casco protector o no tiene frenos debe pagar una multa de 1 UR (unos $ 800). Si no tiene timbre o bocina la sanción es de 0,5 UR ($ 400). Sin embargo, a diferencia de los autos, motos o camiones, los inspectores no ponen multas a los usuarios de bicicletas, según expresó a El Observador el presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial, Gerardo Barrios.
El motivo por el cual no se está sancionando a los ciclistas se debe a que, al no estar matriculados, la multa no se puede aplicar con el mismo criterio que con el del resto de los vehículos.
En Estados Unidos o en Europa, tanto quienes andan en bicicleta como peatones reciben multas si no respetan las normas de tránsito, aunque Uruguay todavía está lejos de alcanzar ese ideal. "Recién estamos iniciando un proceso. Es un aspecto en el que hay que ir avanzando", admitió el presidente de la Unasev, aunque recordó el objetivo principal del organismo para este quinquenio, que consiste en el fortalecimiento de la autoridad en la vía pública.
El aumento de los controles ya se ha visto reflejado en algunos aspectos, por ejemplo, en la cantidad de espirometrías que se hicieron en 2014. Policía Caminera realizó en 2014 unas 57 mil pruebas de alcoholemia en todo el país, lo que implica un aumento en el entorno del 30% en comparación con el año anterior. "El cambio en la vía pública se produce en la media que sepa que hay controles", concluyó Barrios.

Normas

A nivel nacional la ley 19.061 y el Reglamento de Circulación Nacional son los que regulan el tránsito de vehículos. A su vez, cada departamento tiene su propia normativa específica.

Muertes

Los ciclistas forman parte del 4% de los muertos en accidentes de tránsito

Para circular en bicicleta

* La bicicleta debe tener espejos, luces, frenos y timbre
* El conductor tiene que usar casco
* El ciclista debe ir por el carril de la derecha

22/6/15

Mientras que EEUU prohíbe las grasas trans, en Uruguay no están ni reguladas

Si bien está confirmado que estos alimentos son responsables de enfermedades coronarias, ambos países están en situaciones opuestas respecto a sus controles
Ana Pais
Por Ana Pais Extraído deL  Observador
Mucho se dice sobre la mala alimentación y los consiguientes altos guarismos de sobrepeso y obesidad en Estados Unidos (EEUU). Sin embargo, esta semana dicho país dio una lección a Uruguay y el mundo sobre cómo, desde las autoridades, mejorar la nutrición de la ciudadanía.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EEUU informó el martes que aplicará una normativa de tolerancia cero para los alimentos con aceites parcialmente hidrogenados, más conocidos como grasas trans artificiales. Este proceso de prohibición que se inició en 2013 y finalizará en 2018 es un hito en la historia moderna de la alimentación.

"Es probable que sea el cambio aislado más importante en el mercado alimenticio en décadas y hasta en la historia", dijo Michael Jacobson, director ejecutivo del Centro para la Ciencia en el Interés Público de EEUU, al periódico The Washington Post.

Por su parte, Stephen Ostroff, comisionado de la FDA, dijo al anunciar la medida: "Con esto se espera que se reduzcan las enfermedades coronarias y podamos prevenir miles de infartos cardiacos fatales al año".

Está demostrado que el consumo de grasas trans artificiales o de origen industrial, como también se les llama, eleva el colesterol "malo". Esto aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en Uruguay. Sin embargo, aquí las vidas siguen desprotegidas ante los peligros de las grasas trans.

Uruguay y las grasas trans


En Uruguay las grasas trans no solo están permitidas, sino que además los consumidores desconocen qué alimentos tienen y cuáles no, explicó a El Observador María Antonia Grompone, directora de la cátedra de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (CYTAL) de la Facultad de Química de la Universidad de la República.

Si bien existe en el país una reglamentación que obliga a indicar en las etiquetas si hay o no grasas trans en todos los alimentos envasados, no hay quién controle que esa información sea cierta. Es así como en sus investigaciones CYTAL ha encontrado grasas trans en productos que dicen ser "0%", por ejemplo, margarinas.

Otro ejemplo son los yogures y quesos, que en su mayoría no advierten de la presencia de grasas trans en sus etiquetas. Sin embargo, en los estómagos de los rumiantes se producen grasas trans naturales, es decir, de las "buenas". Por ende, aunque no sean de las artificiales ahora prohibidas en EEUU, su omisión en las etiquetas es un reflejo de la falta de control.

De cualquier modo, existen productos en los cuales ni siquiera existe la opción de que se le mienta u omita información al consumidor: los alimentos no envasados. ¿Cuántas grasas trans de las "malas" tiene un bizcocho o una masita? Nadie lo sabe con certeza.

Según la FDA, el etiquetado obligatorio (con controles) sumado al cambio de recetas por parte de algunos actores de la industria de los alimentos consiguieron que el consumo de grasas trans en Estados Unidos en la última década decayera 78%.

En Argentina, por citar un ejemplo cercano, desde 2012 que el contenido de ácidos grasos trans artificiales en los alimentos no puede ser mayor al 2% del total de grasas en aceites vegetales y margarinas destinadas al consumo directo. Desde diciembre pasado, en el resto de los alimentos tampoco puede superar al 5% del total de grasas.

Grompone explicó que, en Uruguay, al no existir un organismo oficial que certifique lo que indican las etiquetas y controle los alimentos no envasados, uno puede cocinar en el hogar con el objetivo de tener una dieta saludable y estar utilizando como materia prima productos con grasas trans artificiales.

Durante el anterior periodo de gobierno de Tabaré Vázquez, de 2005 a 2010, ya había existido un intento de reglamentar las grasas trans artificiales en el país, tal como aconsejan distintos organismos internacionales, pero nunca se concretó.

Historia de las grasas trans


Las grasas trans están presentes en una amplia variedad de alimentos. Los más obvios son los platos fritos típicos de comida rápida, los snacks y congelados, pero también puede estar presente en galletas saladas y dulces, alfajores, tortas, tartas y otros productos horneados.

A pesar de su presencia en una gran variedad de alimentos, las grasas trans no solo son nocivas para la salud, sino que no aportan ningún beneficio. Así lo empezaron a demostrar distintos estudios desde la década de 1970. Fue entonces que por primera vez la ciencia logró unir los comidas procesadas con enfermedades coronarias aunque en animales. En la década de 1990 los estudios clínicos demostraron el vínculo en humanos.

Al contrario de lo que afirmó en un principio la industria alimentaria, según la experiencia estadounidense, restringir o directamente eliminar las grasas trans no fue tan dificultoso ni caro. Sin embargo, aún hoy quedan empresas que se resisten a cambiar en pro de la salud.

Habrá quienes "probablemente sigan argumentando que existen algunos alimentos que requieren de grasas trans. Pero eso no es verdad. El gobierno (de EEUU) lo sabe", dijo Jacobson a The Washington Post. La pregunta es si el gobierno uruguayo lo sabe.

9/6/15

¿Cómo reconocer un ataque al corazón?



Los ataques al corazón o infartos de miocardio son la primera causa de muerte a nivel mundial de adultos mayores a los 40 años de edad. Los síntomas del infarto son muy variados y pueden tomar semanas en manifestarse, por lo que resulta difícil reconocer un ataque al corazón. Para evitar la muerte o consecuencias graves a la salud, es importante recibir la atención medica adecuada en cuanto aparecen las primeras señales.

Los infartos de miocardio ocurren cuando las arterias se encuentran totalmente obstruidas y, ante la falta de flujo sanguíneo, el corazón es privado de oxígeno. Sin oxígeno, el órgano comienza a morir. El indicativo más característico del ataque cardiaco es el dolor de pecho o angina, sin embargo, el 16% de las víctimas no lo experimentan. 

Un signo comúnmente ignorado del ataque al corazón es el cansancio, el cual puede ocurrir súbita o gradualmente y ser tanto moderado como severo. Debe ser alarmante si ocurre sin explicación alguna y si viene acompañado de algunos otros síntomas como angina o dolor de mandíbula, especialmente de la parte inferior. 

La indigestión también puede indicar un infarto de miocardio, así como la ansiedad, las nauseas, la sudoración excesiva y el mareo, el cual es provocado por la falta de sangre en el cerebro. Aunque no necesariamente provoque el desmayo, puede estar acompañado por sentimientos de euforia o desorientación.

Un pulso acelerado es un claro indicativo de que el corazón se está esforzando, bombeando con mayor fuerza y velocidad para fomentar la circulación de la sangre. Así mismo, el malestar en uno o ambos hombros y el dolor de espalda pueden señalar un ataque al corazón. 

Entre más pronto se reciba tratamiento, mayor es la probabilidad de supervivencia, por lo que se debe buscar ayuda profesional en cuanto aparezcan los primeros síntomas. Nunca se debe esperar más de cinco minutos si se cree que se puede estar sufriendo un ataque al corazón.

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...