Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

18/10/14

IMM comienza detección de cannabis y cocaína en conductores



La sanción será de $ 11.436 más una suspensión de libreta por 6 meses



Los inspectores de tránsito de la Intendencia de Montevideo (IMM) comenzarán a realizar operativos rutinarios de detección de consumo de tetrahidrocannabinol (THC, principio activo del cannabis) y cocaína.

La sanción económica para el conductor que esté bajo los efectos del cannabis será igual a la de una espirometría positiva: 15 unidades reajustables ($ 11.436 a valores actuales). Además, se le retirará la licencia de conducir por seis meses. Pero, por lo pronto, tendrá un tratamiento judicial diferente: no concurrirá al Juzgado de Faltas.

El director de la División Tránsito y Transporte, Hugo Bosca, dijo al programa No toquen nada de Océano FM que “se está analizando”, en conjunto con la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), si los infractores deben ser derivados a una instancia de tratamiento médico y psicológico que pueda dilucidar si se trata de adictos.

La Ley Nº 19.120 habla de “abuso de alcohol o estupefacientes” y cataloga como falta a la “conducción de vehículos motorizados con grave estado de embriaguez” con niveles de alcohol en sangre superiores a 1,2 gramos por litro. Pero no establece ninguna medición para el cannabis u otras drogas. Y, aunque lo hiciera, el dispositivo utilizado en el control solo indica si hay presencia de THC sin ofrecer una graduación.

El objetivo de la Unasev es transformar esta conducta al volante (o en combinación con el consumo de otras sustancias) en una falta susceptible de una pena de siete a 30 días de trabajo comunitario pero, según señaló su secretario general, Pablo Inthamoussu, es una discusión que quedará para el próximo período de gobierno.

Ocho minutos
“Tenemos que tener una mesa a nivel; allí tenemos los reactivos. El chofer detenido debe mojar con su saliva un papel secante y a los ocho minutos actúa el reactivo. Lo que marca es marihuana y cocaína”, explicó Bosca. Dado que el aparato no arroja un resultado de forma inmediata como el espirómetro y es desechable, los inspectores no utilizarán el dispositivo de manera masiva. Además, la IMM solo cuenta con dos equipos capacitados para estos controles.

Los equipos para la detección de cannabis llegaron al país para el operativo de control durante la Noche de la Nostalgia. En esa oportunidad, la Unasev repartió 250 unidades entre las 19 intendencias. La compra total fue de 3.000 unidades.

La Unasev impulsará el próximo año la implementación gradual de los controles de otras drogas. El Polo Tecnológico de la Facultad de Química de la Universidad de la República ya está abocado al estudio de los diferentes métodos existentes en el mercado para detectar rastros de cocaína, metanfetaminas (estimulantes que afectan el sistema nervioso central) y benzodiacepinas (depresores del sistema nervioso central) tal como hizo con el dispositivo para analizar la presencia de THC. Un 8% de los conductores maneja siempre después de haber consumido alguna sustancia, según datos del Barómetro de Seguridad Vial 2014.

OBSERVADOR
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...