Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

2/7/14

Seguridad laboral: empresas en alerta refuerzan medidas



Tras aprobación de la ley de Responsabilidad Penal Empresarial creció la demanda de prevencionistas; las pymes se ven obligadas a ponerse a tiro


La ley que responsabiliza penalmente a los empresarios por incumplimiento de las normativas de seguridad laboral, aprobada el pasado 18 de marzo, puso en estado de alerta a las empresas.

Previo a la ley, los incumplimientos constatados por la Inspección General del Trabajo y Seguridad Social eran sancionados con multas, observaciones o la clausura del lugar.
Pero desde que se aprobó esta normativa el escenario es otro.

El proyecto establece que el empleador “que no adoptare los medios de resguardo y seguridad laboral previstos en la ley y su reglamentación, de forma que pongan en peligro grave y concreto, la vida, la salud o la integridad física del trabajador, serán castigados con tres a veinticuatro meses de prisión”.

Frente a ese panorama es que las empresas comenzaron cada vez con más proactividad a contratar técnicos prevencionistas, aumentar las horas de estos trabajadores, asesorarse legalmente y sensibilizar a sus empleados sobre la importancia de utilizar los implementos de seguridad para evitar accidentes.

Según explicó a Café & Negocios la encargada del área de seguridad y salud ocupacional de la consultora KPMG, Sandra Doldán, hay que distinguir entre dos colectivos: los que previo a la ley estaban obligados a contar con un técnico prevencionista y un plan de seguridad (construcción, industria química, actividad rural, entre otras) y los sectores donde esto no era imperativo.

Dentro del segundo grupo, las empresas más expuestas, según Doldán, son las dedicadas a servicios. Por ende, este es uno de los sectores que ha sido más proactivos desde que se sancionó la ley.

Además de la contratación de prevencionistas, en KMPG también se detectó que hay un aumento de la solicitud de asesoramiento legal por parte de las empresas y que se han retomado las comisiones de salud laboral, sobre todo en los rubros donde los Consejos de Salarios no lo establecen como obligatorio.

Un problema para las pequeñas
Previo a la aprobación de la ley, muchas empresas ya contaban con los elementos de seguridad necesarios, fundamentalmente las multinacionales con rígidos estándares establecidos por sus matrices.

Según los consultados por C&N, las multinacionales instaladas en Uruguay están “un paso adelante”. “Cumplen porque tienen políticas internacionales con protocolos de seguridad de altos estándares, entonces siempre están en una buena situación”, advirtió Doldán de KPMG.

Las que ahora deben ponerse más a tiro con la normativa para evitar incurrir en un delito penal son las pequeñas y medianas empresas (pymes). Según contó el presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Javier Carrau, si bien se nota “proactividad” en las empresas medianas y grandes, en el caso de las pequeñas “es poco lo que pueden hacer” por los costos que esto implica. “El costo de las empresas pequeñas se suma a los altos costos que tenemos en Uruguay, entonces se hace muy difícil”, reconoció Carrau.

Si bien no existe un arancel, la hora de un prevencionista puede costar entre los $ 500 y $ 700. Realizar un estudio que permita detectar los riesgos y capacitar al personal en una empresa de seis empleados puede rondar los US$ 1.000, independientemente de la cantidad de horas que el mismo lleve.

El resurgir del prevencionista
En Montevideo, el curso de prevencionista se dicta en la Escuela Técnica Prevencionista en Seguridad Industrial que forma parte del Consejo de Educación Técnico Profesional (UTU). Según datos de la escuela, este año se anotaron casi 500 alumnos a esta carrera terciaria que dura tres años.

El nivel de egresos ha crecido exponencialmente. Mientras en 2008 hubo 23 egresados, en 2012 la cifra ascendió a 98, lo que implicó un incremento del 326%. El director de la escuela, Alejandro Pera, señaló que antes de que se aprobara la ley estaba “colapsada” la demanda de cupos para estudiar la carrera.

Según Pera, esto se debe a la instalación de empresas multinacionales que demandan “normas internacionales de seguridad”. Según datos del Colegio de Técnicos en Higiene y Prevención de Accidentes del Uruguay (Cthpa), hay unos 1.110 prevencionistas recibidos en todo el país. Su presidente, Luis Dantaz, señaló que a partir de la sanción de la ley se registró un aumento en las consultas a estos profesionales.

Según contó el gerente de la consultora Advice, Federico Muttoni, actualmente están realizando la selección de ocho técnicos prevencionistas. “La participación de los cargos técnicos (entre ellos los prevencionistas) se ha incrementado en la demanda total a lo largo de los últimos años según el Monitor de Mercado Laboral de Advice, que releva trimestralmente la demanda de trabajadores en el país”, concluyó Muttoni.

Rediseñar políticas
Pero el abordaje no solo debe ser desde lo práctico sino también desde los departamentos de RRHH. Para la abogada y consultora en capital humano de la consultora Ducere, Gilda Sierra, es necesario “rediseñar las políticas” de la empresa para incluir temas vinculados a “la protección del trabajador”.

Bajo el paraguas de la nueva normativa, toma vital importancia sensibilizar a los mandos medios ya que estos son los encargados de supervisar a los trabajadores para ver si cumplen con los protocolos de seguridad.

Para concientizar a las empresas sobre este tema es que el Consejo de Capacitación Profesional (Cocap) organizó el seminario Un cambio de conciencia en seguridad laboral, ¿cómo hacer más seguros los lugares de trabajo? El encuentro, que se realizó el jueves pasado contó con un panel integrado por Sierra, Hugo Infanzón y la magíster Liliana Manduca, que planteó un abordaje multidisciplinario para sensibilizar sobre el tema a través de distintos enfoques. “La idea es prender la mecha en las empresas para que empiecen a trabajar este tema”, concluyó Sierra.

Club de Golf: reforzar lo que ya se hacía

En el Club de Golf existen riesgos de distintos tipos: en el área de la cocina, de mantenimiento como lo puede tener cualquier empresa y los asociados al uso de maquinaria pesada –por ejemplo cortadoras de pasto–, y a la aplicación de fertilizantes y fungicidas para cuidar las canchas donde se practica deporte.

Aunque la organización ya contaba con un técnico prevencionista, a partir de la nueva normativa se decidió contratar más horas de este profesional para realizar una auditoría que permitiera sacar una radiografía más precisa de la situación en materia de seguridad y constatar si había algo para corregir.

La gerenta de Recursos Humanos del club, Claudia Peña, dijo que realizaron esta auditoría en mayo y descubrieron que “había deberes”. “No es que antes no hacíamos nada sobre el tema pero teníamos el debe de profundizar en algunos sectores”, afirmó Peña. Otra de las acciones fue retomar la comisión de seguridad y salud laboral donde se discute sobre estos temas. Sobre la ley, Peña señaló que esta ayuda a sistematizar y ordenar las cosas que ya se hacían.

Quatromanos: velar por todos los tipos de riesgos

Tomando como punto de partida la nueva ley de Responsabilidad Penal Empresarial, la agencia de comunicación Quatromanos contrató a una empresa especializada para asegurarse de cumplir con todos los estándares de la normativa nacional vigente.

En una primera etapa se relevaron los riesgos en su edificio y los que pueden sufrir terceros contratados para diversas tareas en las oficinas de la agencia. Además se están generando protocolos para controlar las alturas de los monitores, las sillas y los escritorios para garantizar que las tareas de oficina se realicen en las mejores condiciones para asegurar la salud de sus empleados.

“Nos interesa dar prioridad a que nuestros colaboradores cumplan sus tareas en condiciones de seguridad en todo momento”, señaló la directora de Quatromanos, Silvina Rocha. Otra de las acciones es la implementación de una comisión de seguridad y salud ocupacional, que estará integrada por representantes de la empresa y de sus colaboradores, además de la instrumentación de capacitaciones generales de seguridad.

Juanicó: sensibilizar a los mandos medios

Alcanzar los estándares de seguridad laboral no es nada nuevo para Establecimiento Juanicó. Previo a la aprobación de la ley que responsabiliza penalmente a los empresarios, la bodega ya cumplía con la norma internacional de seguridad y salud ocupacional de mayor prestigio, la OHSAS 18.001, materializada por la British Standards Institution (BSI).

Aunque según el gerente de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente, Gustavo Ochoa, la empresa ya contaba con una política de seguridad y salud ocupacional “muy anterior a la ley”, la salida de la nueva normativa los obligó a sensibilizar a los encargados y mandos medios para asegurarse de que se cumpla con lo pertinente a la seguridad laboral.

“Ya teníamos una comisión bipartita y un técnico prevencionista trabajando, lo que hizo la dirección es darle un poco más de forma y un mayor foco al tema”, afirmó Ochoa.
Para el ejecutivo, la implementación de la ley fue saludable porque puso el tema en el lugar “número uno”.


fuente: OBSERVADOR

Consejos para hacer frente a la ley

La contratación de un técnico prevencionista si fuera necesario es uno de los consejos que brinda  KMPG para no incurrir en incumplimiento.
También es importante recurrir a un asesor legal y solicitar un diagnóstico de la situación para detectar si hay incumplimientos y hacer los correctivos necesarios.
“Hay que tener bien reguladas las relaciones laborales; de esta forma la empresa va a estar bien colocada para aplicar medidas disciplinarias”, señaló Sandra Doldán, haciendo referencia a la posibilidad de sancionar a los trabajadores que no cumplan con las medidas de seguridad.
Llevar un registro de las sanciones y de las causas por las que se aplicaron también es clave. De esta forma la empresa podrá demostrar que fue “diligente” a la hora de supervisar al trabajador.
Brindar capacitación para que los trabajadores estén al tanto sobre los riesgos que conlleva no adoptar las medidas correspondientes de seguridad es otro de los consejos de Doldán.
“Deben realizarse inducciones sobre el uso correcto de las medidas de seguridad y sobre la necesidad de estar atentos por ellos y también por sus compañeros”, advirtió la especialista.
Otro punto importante es el buen funcionamiento de las comisiones de salud laboral en cada empresa. Si bien hay algunos rubros que no están obligados a través de los Consejos de Salarios, es necesario que estas se celebren y que queden pruebas de que las mismas sucedieron.
“Hay que dejar constancia a partir de actas que firmen todos los integrantes”, concluyó Doldán. 
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...