El tránsito, una emergencia sanitaria

LOS POLITRAUMATIZADOS OCUPAN LA MAYOR PARTE DE LAS CAMAS DE CTI

Las víctimas de siniestros de tránsito ocupan un número muy importante de las camas de los Centros de Tratamiento Intensivo (CTI) y de cuidados intermedios del país. Preocupa a las autoridades el repunte en la cantidad de accidentados.
5340ba433421d
Ya en el año 2012 el director del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, estimó que un paciente politraumatizado grave está internado un promedio de 30 días en el hospital.
“Un paciente politraumatizado pasa entre 15 y 30 días internado en CTI y luego en cuidados intermedios, pero el promedio es de 30 días”, afirmó.
Los pacientes politraumatizados graves son los que generan más gastos a los centros de salud, su recuperación puede llegar a costar US$ 100.000, de acuerdo a datos oficiales.
En el mes de febrero pasado se registró en Paysandú un incremento del 79,5% de personas víctimas de accidentes atendidas en el Hospital Escuela del Litoral respecto al mismo período del año anterior, según reveló El Telégrafo, basado en datos aportados por la dirección del nosocomio.
Mientras tanto, se supo que el 40% de las camas del CTI del Hospital Regional de Tacuarembó son ocupadas por pacientes politraumatizados, siendo en su mayoría neuro quirúrgicos con traumatismo de cráneo, según informaron fuentes del centro asistencial a El País.
En el sanatorio Crami de Las Piedras se atendieron 84 pacientes por accidentes de tránsito durante el año 2013, de acuerdo a información oficial. El 56% de ellos ingresó a CTI y el 44% lo hizo por cuidados moderados.De ellos, el 67 % fueron hombres y el 33% mujeres. Hubo un 53 % de motociclistas , 16% automóviles y el resto ciclistas y peatones.
El 60 % de los atendidos, tenía entre 0 y 35 años y el 40% eran mayores de esa edad. El 62% fue dado de alta y el 35% trasladados a su institución de origen. De todos, el 26% era procedente del Sector Público.
“Los más dramáticos son los accidentes de niños y jóvenes, como ejemplo los traumatismos de columna vertebral con lesión medular con secuelas motoras graves, o los traumatizados de cráneo (un alto porcentaje de motociclistas) que quedan con secuelas neurológicas importantes”. Se registraron tres defunciones, explicaron desde ese sanatorio.
En Comeca de Canelones en tanto, el doctor Carlos Pan, informó que en 2013, ingresaron 79 traumatizados que representan el 20% del total, indicó el jerarca que es subdirector técnico de Asistencia, Jefe de Emergencia y Coordinador del CTI de esa mutualista con sede en la capital departamental.
“Hay que tener en cuenta que recibimos pacientes nuestros, de otras instituciones de Femi y de ASSE” aclaró. Precisamente de ASSE, provinieron cinco de los ingresos. La mortalidad representó el 12%. En puerta en tanto, el total fue de 400 personas que ingresaron.
En Pando, por ejemplo, desde la mutualista Caamepa se informó que, en el período comprendido entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de ese mismo año, hubo un total de 82 personas internadas por accidentes de tránsito. Solo uno provino de Salud Pública.
De la cifra señalada, 66 eran hombres y 16 mujeres y el rango de edad va desde 1 a 74 años. De los que fueron internados, 69 fueron llevados a sala; 13 a CTI y entre ellos estáaba el paciente que provino de Salud Pública.
Del total, 80 fueron con alta domiciliaria y dos, fallecieron, entre ellos el paciente de SP. Antes del alta definitiva, todos son llevados a sala.
En el departamento de Canelones, no hay CTI público. Hay hospitales en Las Piedras, Pando, Canelones y centros de salud -como el de Ciudad de la Costa entre otros- que envían pacientes, si lo requieren, a CTIs de mutualistas o a Montevideo. El departamento tiene tres mutualistas que reciben pacientes en sus CTI. Pero además existen sedes secundarias de todas las que hay de carácter nacional.
Con respecto a los siniestros de tránsito la situación “es de alta complejidad en Canelones” explicó el director Departamenal de Salud, Carlos Pose.
“Es difícil obtener los registros porque todos los efectores de salud del país, están presentes en el departamento”, explicó el profesional canario. “Hay tres Femi (que son Caamepa -Pando-; Comeca -Canelones- y Crami -Las Piedras-) que hace cada cual su estadística”, dijo.
Por otra parte “aunque un accidente ocurre acá, si el paciente es socio (por ejemplo) del Círculo Católico, termina internado en Montevideo” lo que complejiza uniformizar la información”.
En Río Negro, el Director departamental de Salud, Gerardo Valiero, informó a El País que diariamente se registran “dos accidentes con lesionados leves” y que el mayor numero de víctimas “está entre motociclistas y peatones”. En su reciente visita a Fray Bentos, el referente de Unasev, Gerardo Barrios, destacó que afortunadamente los accidentes en Río Negro “no han crecido en relación al movimiento generado por la llegada de grandes emprendimientos, el crecimiento explosivo de la agropecuaria y el impresionante aumento que se ha visualizado en el parque automotor”.
“Estamos en una meseta a nivel país”, indicó Valiero que entre los objetivos para este año “tenemos la necesidad de mejorar la respuesta médica sobre los accidentes” a partir de la realización de un diagnóstico.
Producción: Canelones, Patricia Mango; Río Negro, Daniel Rojas; Tacurembó, José Esteves; Paysandú, Marco Rivero.

El 44% fallece en el hospital

En el informe de siniestralidad que divulgó la Unidad Nacional de Seguridad Vial sobre el período del primer trimestre de 2014, se destaca que el 56% de los accidentados pierde la vida en el lugar del siniestro, mientras el 44% restante fallece en el hospital o en los centros de asistencia a los que son conducidos en ambulancia. El 32% deja de existir en las primeras 24 horas del accidente, y 3,4% lo hace entre 15 y 30 días después del siniestro. La Unasev, en concordancia con criterios internacionales, no hace un seguimiento de aquellos que fallecen transcurrido más de un mes del accidente.
En un desglose por departamentos que se hace en el informe de Unasev, se destacan notorias diferencias en el uso del casco por parte de los motociclistas. Los departamentos que menos respetan esa norma son Cerro Largo (apenas
22% respeta el uso de casco); Canelones (51%); Paysandú, Colonia, Durazno y San José(con guarismos que oscilan entre 62% y 69%).
Rivera, donde el uso del casco es habitual (97%), sólo se registró un fallecimiento por accidente de tránsito. En Treinta y Tres ( 96%), tres muertes; en Artigas (92%), dos fallecimientos. En Lavalleja (con 92%) no hubo muertes en el primer trimesttre.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?