EMPLEO Y SALUD Banco de Seguros paga 22 mil rentas por accidentes laborales

Las lesiones en el trabajo ocurren más en la zona lumbar, dedos y brazos



Los trabajadores de la construcción, la industria manufacturera así como los que realizan actividades agropecuarias y de pesca, son los más expuestos a accidentes laborales, según lo comprobó un informe de la gerencia de siniestros del Banco de Seguros del Estado (BSE).

El trabajo que estudió 38.481 casos de accidentes ocurridos durante 2011 en los trabajos, determinó que la mayoría de las lesiones de los empleados son en la región lumbar, básicamente por los esfuerzos excesivos que hacen; los dedos de las manos debido a golpes; en los brazos y piernas, en este último caso mayoritariamente como consecuencia de caídas.

Entre los lastimados por golpes, los dedos de las manos (con más de 3.000 casos en año) y en los ojos (más de 2.000) ocupan los primeros lugares. Heridas en los ojos también se destacan cuando se trata de exposiciones o contactos con ciertos productos (428 casos) y en los dedos de las manos por quedar atrapados entre dos objetos (1.180).
Esto se da más en la industria donde se registran amputaciones.

Por caída de objetos, 366 personas que fueron a atenderse al Banco de Seguros, se golpearon en la cabeza y más de 1.500 en las piernas.

Trabajos riesgosos
Por ocupaciones, los que más se lastiman son los peones de la minería, de la construcción, industria manufacturera y los que se desempeñan en el transporte de carga. Luego le siguen los trabajos no calificados de ventas y servicios, los peones agropecuarios y forestales, los artesanos de industrias manufacturera y los operarios de industrias extractivas. También sufren lesiones, aunque en menor cantidad, los que trabajan en empresas de seguridad, en metalúrgicas y los mecánicos.

El estudio del Banco de Seguros determinó que en la agricultura, la industria manufacturera y la construcción, el personal “no calificado” es el que más se lastima.

De hecho, 27.249 empleados tuvieron accidentes de distinta gravedad en un año, mientras que el personal calificado y que tiene una especialización tuvo 7.868 accidentes.

En el otro extremo, los puestos más seguros son los de oficinistas, empleados que trabajan atrás de un mostrador atendiendo público así como los técnicos y profesionales.

Muertes
Algunos obreros llevan la peor parte. De los casos estudiados 52 murieron según el informe al que accedió El Observador y que será elevado al directorio del banco. Entre los que fallecieron, la mayoría eran novatos y tenían poca experiencia. Casi el 35% de los fallecidos tenía menos de seis meses de contratados y casi la mitad de los que perdieron la vida hacía un año que estaban en la empresa.

Llama la atención también el número de muertos (casi 10% del total) de trabajadores que tienen entre dos y tres años en el puesto, e incluso que el número de fallecidos aumente para los que llevan más de ocho años en el trabajo.

Expertos en seguridad laboral consultados por El Observador explicaron que las muertes ocurren entre los más nuevos, “por falta de experiencia”, y entre los más veteranos “porque se confían”. De los 52 fallecidos, 12 trabajaban en el sector transporte y tenían entre 36 y 45 años de edad; nueve se desempeñaban en la construcción; nueve en la industria manufacturera; y siete en la pesca y área rural.

Cobertura
Esto lleva a que el Banco de Seguros del Estado pague hoy más de 22 mil rentas permanentes por incapacidad, a las que se suma una cifra variable de varios miles de trabajadores que reciben un pago temporal mientras son atendidos en el hospital. La renta permanente es vitalicia y la temporal cubre las dos terceras partes del sueldo por el tiempo que el trabajador esté bajo cuidado médico del BSE. Para cubrir la totalidad del sueldo, el Banco de Previsión Social tiene además un sistema de cobertura.

Sólo en la construcción, en los últimos tres años, el BPS pagó 963 subsidios por accidentes de trabajo, dijo a El Observador el director Ariel Ferrari.

Para disminuir los accidentes, el Banco de Seguros da charlas en empresas y capacita a distancia tanto a directores como a gremios de trabajadores.

Mientras tanto, en el Parlamento se discute un proyecto que impone responsabilidad penal casi en forma automática al empleador cuando ocurra la muerte o lesiones graves de un trabajador por incumplir la empresa con las medidas de seguridad.


Salud cuesta US$ 100 millones al BPS

El pago de subsidios por enfermedad y complemento por accidentes laborales tuvo un costo para el Banco de Previsión Social de US$ 100 millones para el período marzo 2012 y febrero 2013, según datos aportados por el director en representación de los trabajadores  Ariel Ferrari. Ese subsidio se pagó a 33.765 personas, 18% más que los que los recibieron un año antes. El beneficio es por el 70% del sueldo de un  trabajador con un tope máximo de $ 16.994. Está previsto aumentar los montos hasta ocho Bases de Prestaciones Contributivas en 2015.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?