Buscar este blog

SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL Y RESPONSABILIDAD TECNICA POR ARQUITECTO

28/8/12

Contaminación iluminada: lámparas de “bajo consumo”


Escribe: María Isabel Cárcamo
Agosto 2012

En agosto del 2008 la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) llevó a cabo el plan llamado “A todas luces” que consistió en distribuir lámparas de “bajo consumo” entre sus clientes. Dicho plan se implementó en el marco de las políticas de promoción del uso “eficiente” de la energía eléctrica.
Durante el 2012 se han distribuido lámparas de “bajo consumo” gratuitamente con la compra de los diarios El País, La República, El Observador y Últimas Noticias. Esta ha sido otra modalidad de continuar con el plan y promover el uso “eficiente” de la energía eléctrica.
La lámpara compacta fluorescente o CFL (sigla del inglés compact fluorescent lamp) también conocida como “lámpara de bajo consumo o eficientes” tienen mercurio, tanto en polvo de fósforo como en vapor, elemento esencial para la genera¬ción de luz en este tipo de lámparas. Su interior, se calienta con la corriente, al entrar en contacto con un polvo fluorescente produce luz. Las lámparas que se encuentran en el mercado uruguayo contienen, por lo general, alrededor de 5 miligramos de mercurio, pero pueden tener más también.
¿Qué hace que estas lámparas puedan ser más eficientes?
Las lámparas “eficientes” utilizan menos energía debido principalmente a que producen menos calor que las incandescentes y en teoría su duración es mayor. Sin embargo su duración va a depender de la calidad, de los ciclos de encendido y apagado de las lámparas, y por otro lado de qué tipo de luminaria se utilice, si esta es muy cerrada, las altas temperaturas también reducirán su utilidad.
¿Qué es el mercurio?
El mercurio es un metal pesado que se encuentra en la naturaleza y se lo vincula con una gran cantidad de efectos sobre la salud humana y silvestre. Cuando se lo libera al ambiente es transportado globalmente y puede depositarse en cualquier parte del planeta. El mercurio termina acumulándose en los sedimentos de los fondos de los lagos, donde se transforma en una sustancia más tóxica aún, el metilmercurio, que se acumula en el tejido de los peces.
Es un potente neurotóxico, esto significa que daña el sistema nervioso central. Es un contaminante global, persistente, bioacumulable y altamente tóxico. La exposición al mercurio puede afectar adversamente al cerebro, la médula, los riñones y el hígado. El mercurio atraviesa fácilmente la placenta, pasando de la madre al feto, lo que puede dañar el desarrollo neurológico de este último.
Lámparas “eficientes” contaminan durante todo su ciclo de vida
Estudios han demostrado que las emisiones de mercurio ocurren durante la producción de lámparas fluorescentes, especialmente en la dosificación del mercurio líquido, generando una contaminación alrededor de los sitios de producción, provocando riesgos para la salud de los trabajadores, entre las que se encuentran alteraciones neurosicológicas y motrices.
El mercurio también puede ser liberado cuando las lámparas son transportadas desde la fábrica hasta el comercio, durante el almacenamiento, exposición en las góndolas, en su instalación, o al momento de su eliminación, en todas estas instancias las lámpara pueden romperse y el mercurio ser liberado.
Si la lámpara es tirada “intacta” a los contenedores de basura, papeleras, o rellenos sanitarios, situación casi improbable, en algún momento se romperá y el mercurio será liberado, y en este caso los que se contaminaran serán los hurgadores y recicladores y el mercurio entrará a la atmósfera.
Hace cuatro años que estas lámparas se encuentran en circulación en nuestro país, ¿Cuánto mercurio habrá entrado durante estos años al medio ambiente?
Uruguay no tiene un sistema de recolección de estas lámparas, y pasará mucho tiempo, sino años para que se implemente uno, básicamente porque no es rentable llevar a cabo un sistema de recolección y recuperación del mercurio. ¿Será más rentable seguir contaminado?
Por otro lado, si las lámparas se reciclasen, el mercurio puede evaporarse durante la trituración, en la recuperación del mercurio, así como con la fundición de metales. O sea que no hay escapatoria.
Lámparas “eficientes” en el hogar
La mayoría de los usuarios de las lámparas “eficientes” desconoce lo que compra y/o le regalan, tampoco son conscientes de los riesgos para la salud y el medio ambiente que el mercurio ocasiona. Las etiquetas muestran la información en relación a la eficiencia energética, pero no aclara, eficiencia energética comparada con qué. Si bien es cierto, generalmente se menciona la cantidad de mercurio que tiene el producto, pero no así se proporciona información sobre esta sustancia altamente tóxica, tampoco sobre los pasos a seguir en caso de rotura y la manera apropiada de eliminación.
¿Ahorro de energía?
De acuerdo a UTE, el uso de estás lámparas permitirá un ahorro aproximadamente de un 2% de la energía vendida en un año. Cabe preguntarse ¿Cuánto es el porcentaje de energía que se gasta en otros aparatos electrónicos utilizados en el hogar, que justifique esta contaminación global?
Estas lámparas son fabricadas en China, ¿Cuánta energía se gasta en embalaje y transporte? Son más pesadas que las incandescentes, mayor peso, mayor uso de energía. Sin embargo, esta energía consumida no ha sido contabilizada.
De acuerdo al Ministerio de Industria y Energía de nuestro país, del consumo total de energía el 21% es residencial, de este porcentaje el 5.8% es utilizado en iluminación.
Según experiencias de usuarios consultados que tienen en sus casas al menos dos lámparas de “bajo consumo”, no han experimento disminución en el recibo de luz, tal vez sea que el gasto de energía en iluminación residencial cumple un papel casi insignificante y por esa la razón el supuesto “ahorro” no sea tal.
Sin embargo una cosa sí es real, ha aumento la liberación de mercurio en nuestro país y a nivel global, y también otros metales pesados, como es el caso del cadmiun, plomo y cromo, liberados como sales, desde su fabricación hasta su disposición final, y eso debería de ser una preocupación por parte de las autoridades, situación que a “todas luces” es contaminante.
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...