Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

21/7/12

Conchillas sigue esperando


Los vecinos tenían expectativas con Montes del Plata, pero no se cumplieron

Un almacén, una plaza, una precaria estación de servicio, la sede de un club deportivo y dos futbolitos. Esos son los puntos de referencia de las tres cuadras que constituyen la zona céntrica de la localidad de Conchillas, al sureste del departamento de Colonia. A seis kilómetros de allí, sobre el kilómetro 223 de la ruta 21, la empresa Montes del Plata está construyendo una planta de celulosa que emplea a 5.294 trabajadores. El emprendimiento fue visto por los 800 conchillenses como una oportunidad de crecimiento económico y de cierto modo como una “salvación”, pero todavía siguen esperando el reflejo de esa inversión en la vida del pueblo.

Jorge Charbonier es el encargado de atender la estación de servicio de Conchillas. El comercio es concesionado por la petrolera estatal ANCAP y tiene dos surtidores, que están ubicados sobre una vereda de tierra a un lado de la calle Evans, principal vía de la localidad.

“Se había generado mucha expectativa y no se ha movido lo que se esperaba. El pueblo sigue quieto”, dijo el pistero a El Observador.

Además de un único club de fútbol, el Uruguayo Fútbol Club, Conchillas también es una localidad que tiene un solo juez, aunque no es ni siquiera abogado. El titular del Poder Judicial en el lugar, Darwin Cardarello, también manifestó desconformidad con el desarrollo del pueblo tras el arribo de Montes del Plata a la zona de Punta Pereira. “Había otra expectativa de mejoría para la localidad, como el aumento del rubro de los servicios”, dijo a El Observador.

Los vecinos esperaban la instalación de nuevos comercios y empresas en la localidad por la cercanía de una planta de celulosa que comenzó su fase final de construcción hace un año. Pero nada de eso ocurrió.

Por ejemplo, lejos de tener una sucursal de una cadena de supermercados, en el principal almacén de Conchillas cuando tiene que devolver $ 4, a falta de cambio, da $ 3 y un caramelo de menta.
Los mismos de siempre
Conchillas sigue teniendo 800 habitantes y 300 casas como hace cuatro años, cuando fue anunciado que Montes del Plata, empresa de capitales chilenos y suecos, construiría en el lugar una planta de celulosa. Pero según los vecinos, las pocas cosas que crecieron en el pueblo fueron la cantidad pozos en las calles, ya que la ubicación de la planta genera que más camiones y ómnibus pasen por el centro de la localidad.

En el mercado comercial hubo crecimiento en la venta de dos productos particulares, en invierno de bizcochos que son comprados por los trabajadores antes de entrar a trabajar y en verano de cerveza, según dijeron comerciantes a El Observador. Tras sus jornadas de trabajo un grupo de obreros iba al pueblo a tomar alcohol. Esas reuniones molestaron a los vecinos porque al no haber baños públicos los empleados utilizaban los árboles ubicados en las veredas para orinar. Para superar la rispidez Montes del Plata instaló un baño químico en el centro de la localidad, que incluso es custodiado por una persona contratada por la compañía.

Montes del Plata reconoce que las expectativas generadas en los pueblerinos no fueron cumplidas, pero advierte que la empresa nunca planteó a los vecinos que la localidad cambiaría de un día para el otro, dijeron a El Observador fuentes de la compañía. En ese sentido la empresa contrató un equipo de técnicos para que diseñen un plan de cómo quieren ver los ciudadanos a su localidad dentro de 20 años. Además, como forma de evitar el ingreso de camiones a Conchillas, hace un mes fue inaugurada una ruta que circunvala el pueblo para que el tránsito pesado no deteriore las calles.
Sin nuevos vecinos
Los conchillenses también estaban esperanzados con la llegada de nuevos pobladores de origen europeo que trabajen en Montes del Plata y generen ingresos para el pueblo. La pastera tiene en su plantilla a 1.027 empleados extranjeros, que son ingenieros o técnicos de alta calificación y en su mayoría provienen de países nórdicos.

Pero los extranjeros optaron por instalarse en las ciudades de Colonia o Carmelo, debido al crecimiento del precio de alquileres en Conchillas y a la falta de capacidad locativa. El arrendamiento de una casa costaba alrededor de $ 4.000 antes de la instalación de la empresa y ahora llega a los $ 40.000, dijeron los vecinos consultados.

Además, la compañía advierte que una resolución de la Dirección Nacional de Medio Ambiente impidió construir casas en el pueblo porque generaría impacto ambiental. La imposibilidad de construir casas en Conchillas frenó el esperado crecimiento demográfico en la localidad, justificaron integrantes de Montes del Plata.

Tanto la cotización de los alquileres como la prohibición de construir nuevas viviendas imposibilitaron a los técnicos y obreros de Montes del Plata de vivir en la localidad más cercana a su lugar de trabajo y a los conchillenses de lograr el esperado crecimiento de su pueblo.
fuente: elobservador
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...