Hace 20 años dejaban de circular los trolebuses


Foto: Asociación Uruguaya de Amigos del riel (AUAR)
Un día como hoy, pero 20 años atrás, los trolebuses dejaban de circular por las calles de Montevideo. La despedida fue emotiva y constituyó el final del "transporte limpio", como muchos lo llamaban.

El recordatorio fue publicado en el portal de Subrayado.

Una historia elaborada por integrantes de la Asociación Uruguaya de Amigos del riel (AUAR) cuenta que el 28 de marzo de 1951 se puso en marcha la primera línea de trolebús; la línea 62, que llevó pasajeros desde la calle Ciudadela a Pocitos durante cuatro décadas y la que fue el primer tramo del simbólico recorrido final de los trolebuses montevideanos.

Por la línea 62, entonces, empezó la caravana aquel día. Algunos de los integrantes de la AUAR, subidos todos al coche número 29, recorrieron por última vez las cuatro líneas que aún quedaban en circulación en ese momento: la 62, 60, 4 y 64.

Fue a las 17 horas de ese 26 de enero de 1992 cuando comenzó el último viaje de los trolebuses montevideanos.

La bocina, aquella bandera de Uruguay que tapaba su frente, los "te quiero" y "hasta siempre" escritos con tiza blanca, adornaron el "trole" número 29 que, recién a las 23 horas de aquella extensa jornada puso el freno de mano y fue desactivado.

Primero por 18 de Julio, luego por Pocitos, Punta de Rieles más tarde; la Curva de Maroñas, Malvín y Buceo; todos esos barrios vieron por última vez al mítico transporte.

Al coche 29, se sumaron a través de las diferentes líneas y estaciones, el 21, el 43 y por último el 44, aquel "trole" que tenía como destino el Cementerio del Buceo.

Así, tras recorrer la ciudad, saludar a los pobladores, y retratar cada segundo recorrido, los cuatro coches con sus respectivos viajeros entraron en la Estación Buceo. Allí, los ómnibus fueron desconectados y la gente lo aplaudió por última vez.

Según publica hoy Subrayado, la asociación montevideana de entusiastas del transporte está actualmente refraccionado uno de los tantos trolebuses que quedaron de aquella época. Éste, algún día volverá a rugir. El resto, son hoy chatarras o containers de empresas de construcción.

Una vez desmantelada las líneas, la empresa "Expreso Emir" de la ciudad argentina de Córdoba, adquirió 31 choches con el fin de repararlos y ponerlos en marcha por sus calles. Sin embargo eso nunca pasó.
El País Digital
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?