Uruguay tiene 60.000 siniestros laborales al año


(s/d Presidencia)

Cada semana en Uruguay muere un trabajador víctima de un siniestro laboral y dos quedan con discapacidad permanente por la misma causa. En el año, son 60.000 los uruguayos que sufren un siniestro en su empleo. La situación es crítica en la construcción que este viernes realiza un paro de 24 horas tras la muerte de un trabajador, el martes, en Maldonado.










Este viernes hay paro de 24 horas en el sindicato de la Construcción, Sunca. La medida se genera en reclamo de mayor seguridad laboral. Según cifras del sindicato en lo que va del año hubo más de 8.000 accidentes laborales en la construcción. El martes murió un obrero en Maldonado cuando se cayó un andamio en el que trabajaba a una altura de 17 metros.
Este jueves el sindicato se manifestó en el Palacio Legislativo y presentaron 12 proyectos de ley, de los cuales cuatro pretenden mejorar la legislación respecto a la seguridad laboral.
El presidente del Sunca, Oscar Andrade, explicó a No toquen nada
algunos de los puntos propuestos. “La coordinación de las fiscalizaciones, el aumento de las sanciones, campañas de prevención, de formación, capacitación, la articulación del sistema educativo con los temas de salud laboral y seguridad industrial, la modificación de la normativa para incluir la responsabilidad penal en casos donde se compruebe que hay negligencia empresarial, la ampliación del Banco de Seguros en los accidentes. Hay un conjunto de medidas que se pueden tomar a los efectos de promover la salud laboral y la seguridad en el trabajo. En todo el país la cantidad de accidentes de trabajo ha aumentado más que la cantidad de empleo”, alertó.
Andrade dijo que el centro de la acción del sindicato está en la prevención del accidente, porque la gran mayoría son evitables. “Cualquier estudio serio de la accidentabilidad en general (muestra que) el 80 o 90% de los casos se produce por violación de la normativa. El grueso de los accidentes de trabajo, la enorme mayoría, es evitable. Por lo tanto, me parece que es el momento en el que empecemos a ocuparnos de este tema de la calidad del trabajo. Ningún aumento salarial o beneficio le sirve a un trabajador que perdió un brazo en el laburo o se rompió la espalda”, afirmó.
Para Andrade este es un problema que trasciende la construcción y al que no se le da la relevancia que merece. El sindicalista informó que hay 60.000 siniestros laborales en el año y cada semana muere un trabajador y dos quedan con discapacidad permanente. “El problema es que tiene menos promoción pero tiene igual o más gravedad que la inseguridad ciudadana. Sin embargo, no está el foco puesto ahí. No hay ningún periodista en la puerta del Banco de Seguros del Estado preguntándole a un trabajador que perdió un brazo qué opina, cómo va a ser su vida para adelante y qué opina de la empresa que lo hizo trabajar sin protección”, explicó. 
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?