Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

7/11/11

Mujeres con educación terciaria ganan 26,5% menos que hombres


La brecha salarial llega a 40% en las ocupaciones que requieren mayor calificación




La brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor en el segmento de ocupaciones que exigen una mayor calificación, donde los integrantes del sexo masculino llegan a percibir hasta 40% más de remuneración por igual tarea. Esa constatación surge de la Encuesta Continua de Hogares del Instituto Nacional de Estadística, que además identificó que la diferencia en remuneraciones para trabajadores con igual nivel educativo es mayor (26,5%) entre hombres y mujeres con estudios terciarios.

Sin embargo, a nivel de expertos en recursos humanos de consultoras privadas se afirma que las empresas jamás solicitan contratar a una mujer para pagarle menos, aunque dejan entrever que puede haber un doble discurso sobre el asunto. De acuerdo al informe del organismo estatal, la diferencia salarial se ha ido acortando en los últimos años, y no existe cuando se trata de personal no calificado, es decir que solo cursaron primaria.

Entre los años 2006 y 2010 esa tendencia, aunque lenta, transitó hacia una equiparación de los ingresos totales laborales entre hombres y mujeres en todos los grupos etáreos. De cualquier forma, en todos los segmentos de edad las mujeres perciben en promedio menores ingresos que los hombres.

También se da que los más jóvenes (de 19 a 25 años) son los que perciben ingresos más equilibrados (la diferencia es 7,3%), mientras que los de edad más avanzada (mayores de 65 años) registran brechas más amplias por sexo (26,9%). Las personas con primaria o menos, son las que registran más paridad en el valor hora entre los sexos, e incluso en 2010 se registró el mayor equilibrio entre sexos para trabajadores con el bachillerato secundario. La brecha bajó en dos años tres puntos porcentuales a 38,3%.

Las diferencias son mayores, aunque ya no de sexo, cuando se comparan niveles de educación. Quienes solo cumplieron con la educación primaria de forma total o parcial, perciben salarios 70% inferiores de media respecto a aquellos que alcanzaron el nivel educativo terciario completo o incompleto, según el INE.

Cuando se analiza la brecha de ingresos por sexo y nivel educativo, se obtiene que tomando los dos extremos “primario o menos” y “terciaria completa o incompleta”, para el año 2006, en ambos casos, las mujeres reciben en promedio cerca de 45% menos del ingreso de los hombres. Eso se mantiene casi igual en 2008, mientras que en 2010 hay una leve mejora de los sueldos de las mujeres con educación terciaria respecto a los hombres. La brecha se acortó a 38,8% en 2010 en relación al 44,6% del año 2008.

Pese a estar peor remuneradas, es notoria la inclusión cada vez mayor de personas del sexo femenino en el mercado laboral.

El informe oficial está en consonancia con una investigación del también estatal Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres), presentado en junio pasado, que determinó una brecha salarial entre sexos mayor en los hogares pobres y también visible en el sector de la población que accedió a estudios terciarios.

De acuerdo a ese trabajo, que reconoce avances, “las mujeres con 16 y más años de estudio ganan en promedio 73,9% de lo que perciben los varones de la misma cantidad de años de educación”. La diferencia en el nivel más alto de estudios es una tendencia que se repite en el tiempo, explicó a El Observador, en la presentación del trabajo, Magdalena Furtado, del Fondo de Población de las Naciones Unidas, organismo que apoyó la investigación en Uruguay. La realidad también muestra que el sector femenino tiene más problemas para incorporarse al mercado laboral.

De todos modos, Federico Muttoni, de Advice, comentó que cada vez más mujeres en Uruguay están accediendo a altos cargos y es notorio que algunas ya están al frente de grandes compañías.

Muttoni dijo a El Observador que en las empresas multinacionales, que constituyen la cartera principal de su firma consultora, no existe una diferencia en los pagos, ya sea se trate de un hombre o una mujer. Explicó que los altos cargos tienen un valor y un presupuesto asignado y se paga en función de ello, previa negociación con los candidatos.

De acuerdo a una encuesta de Advice que involucró a 150 empresas (40% de las consultadas son compañías nacionales y el resto extranjeras), la gran mayoría (85%) de los cargos gerenciales funcionales están ocupados por hombres. Ese mismo estudio comprobó que actualmente 87% de las gerencias generales de las compañías están a cargo de hombres.

Por su parte, Federico Kuzel, responsable del departamento de Recursos Humanos de KPMG, señaló que los puestos gerenciales tienen una cotización asignada por parte de las empresas. Esa remuneración se determina en función de la experiencia y formación de los candidatos y no por una cuestión de sexo. Kuzel afirmó que nunca escuchó a un cliente solicitar a una mujer para un cargo con la intención de pagarle menos que a un hombre.

7,7%
Desocupadas. El desempleo femenino en Uruguay fue en setiembre de 7,7% de la población económicamente activa. Entre los hombres, el desempleo ascendió a 4,6%, según el INE.
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...