Vigilar, castigar, moldear. Nota sobre la adaptación de los inadaptados

de Alejandro Aicardi, el Viernes, 19 de agosto de 2011 a las 19:18

En mi trabajo con personas en situación de calle he tenido oportunidad de conocer la actividad de algunos colegas cuyos objetivos son la simple adaptación de estas personas, a un sistema, que fue el mismo que los dejó al margen. Las técnicas utilizadas por estos profesionales son: vigilar, castigar (reforzamiento negativo) y moldeamiento (se trata de la manipulación psíquica de una persona para adaptarla, para que encaje en un molde preestablecido). Estas técnicas tenían como principal fundamento la falta de adaptación social y la infantilización de la población objetivo.

Primer punto que quiero tocar, es el de la inadaptación social. Y me pregunto si logramos algo adaptando a estas personas, al sistema, en caso de que sea posible y siendo muy probable que el sistema los vuelva a dejar al margen una vez finalizada la intervención. Entonces se trata de hacer encajar a estas personas en el molde de la clase media, pero sin que lleguen a pertenecer a ella. De esto se trata el moldeamiento.

Pero surge otro problema, al partirse de la base de que se esta trabajando con inadaptados sociales, se debe montar todo un dispositivo de vigilancia, que garantice la seguridad, tanto de los técnicos, como de los otros usuarios del servicio y que sirva para detectar conductas que no se adapten al molde. Entonces cuando se detectan estos comportamientos se aplica un castigo, en lenguaje técnico conductista se trata de un reforzamiento negativo (suspensión del proyecto por unos días, observaciones por escrito son algunos de los ejemplos). O sea es muy parecido a cuando uno pone en penitencia a un hijo.

Entonces lo que yo veo, es que se los trata como a niños y como objetos a ser moldeados. Entonces al tratarlos como niños se refuerza la infantilización, que se dice es la causa de que se use este tipo de técnicas. Y al tratarlos como objetos con métodos represivos se refuerzan los comportamientos asociales, porque los usuarios en un momento u otro terminan por rebelarse ante dicha represión.

Podría interpretarse la supuesta inadaptación social de estas personas como una forma de resistencia pasiva ante un sistema que los dejó fuera. Entonces creo yo a lo que deberíamos apuntar los técnicos que trabajamos con esta población es a un proceso de acompañamiento para ayudarlos a transformar esa resistencia pasiva en resistencia activa. O sea ayudarlos a que puedan encontrar su propio lugar en el mundo, no uno preestablecido, sino el que ellos, con nuestra ayuda logren construir, respetando sus tiempos particulares y no la simple adaptación pasiva y la búsqueda de transformar a las personas en el molde del modelo burgués. Lo ideal seria apuntar a la construcción de salidas colectivas para salir de la situación de desamparo en la que se encuentran. O sea lo que yo propongo es el modelo comunitario, pero no como imposición, sino como acompañamiento en un proceso donde en la práctica misma los usuarios se den cuenta por ellos mismos de las ventajas de este modelo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?