Buscar este blog

TECNICO PREVENCIONISTA EN SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL

3/8/11

La exposición a campos magnéticos durante el embarazo aumenta el riesgo de asma

Las mujeres embarazadas que registran una alta exposición a campos magnéticos (MF, por sus siglas en inglés) presentan más riesgo de que sus hijos padezcan asma, según estudio del equipo de científicos Kaiser Permanente, publicado en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine (doi:10.1001/archpediatrics.2011.135).

Los investigadores compararon la exposición diaria a campos magnéticos de 801 mujeres embarazadas y usaron registros médicos electrónicos para seguir a sus hijos durante 13 años, con el fin de analizar qué niños desarrollaban asma. El estudio encontró que las mujeres con alta exposición a MF durante el embarazo tenían más del tripe de riesgo que su descendencia padeciera asma comparado con las madres cuyo nivel de exposición era más bajo.

Éste es el primer estudio que demuestra una relación entre la exposición a MF durante el embarazo y el riesgo de que los hijos contraigan asma. Investigaciones anteriores han encontrado que los campos magnéticos, generados típicamente por aparatos y líneas eléctricas como microondas, secadores de pelo y aspiradoras, podrían conducir al aborto involuntario, a baja calidad del semen, trastornos del sistema inmune y a ciertos tipos de cáncer.

Recientemente, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó el radio de frecuencia EMF como un posible carcinógeno.

La prevalencia de asma ha estado en constante aumento desde 1980, siendo más común la enfermedad crónica en la edad infantil. El 13 % de niños con menos de 18 años tiene asma provocado por un mal funcionamiento de los órganos respiratorios y del sistema inmunitario.

“Estudiar el efecto de EMF ha sido difícil porque todo el mundo está expuesto a ello en algún nivel. Los investigadores deberían confiar en comparar la alta exposición a campos magnéticos con aquellos con baja exposición para detectar los efectos adversos de EMF”, explica Li.

Las mujeres durante el estudio contaron con un pequeño medidor que evaluaba su exposición diaria a las bajas frecuencias de electricidad, pero no se midieron las altas frecuencias. Los investigadores también encontraron que los factores de riesgo conocidos para el asma, antedecedentes maternos de asma y ser el hijo primogénito, exacerbó el efecto de MF en el riesgo de contraer asma.

“La mejor forma de reducir la exposición al campo magnético es distanciarse. La fuerza del campo magnético se reduce drásticamente al aumentar la distancia de la fuente. Así que las mujeres embarazadas deberían intentar limitar su exposición para conocer las fuentes MF y guardar distancia cuento se estén usando”, añade Li.
Agosto 1/2011 (Diario Médico)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu tienen acceso al artículo a texto completo a través de Hinari.

De-Kun Li, Hong Chen, Roxana Odouli.Maternal Exposure to Magnetic Fields During Pregnancy in Relation to the Risk of Asthma in Offspring. Publicado en Arch Pediatr Adolesc Med. Agosto1/2011

Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...