Consumir mate en el embarazo afecta a los bebés


Un estudio realizado en el Pereira Rossell reveló que afecta al bebé en gestación

La llegada de un embarazo obliga a las mujeres a cambiar algunos hábitos de vida, entre ellos fumar o beber alcohol. Pero aunque muchas no lo sepan, también es necesario reducir la cafeína, presente no sólo en el café. También es un componente de las bebidas cola y una de las señas de identidad de Uruguay: el mate. Una investigación realizada con 229 pacientes y sus recién nacidos en el Hospital Pereira Rossell comprobó que los hijos de madres que consumen durante el embarazo más de 300 miligramos de cafeína por día (un termo de mate, aproximadamente), nacen con menor talla y peso que los niños de madres con menor ingesta de esa sustancia. “Nosotros no podemos decir de antemano cuánto va a afectar el consumo de mate en el desarrollo del niño. Lo que sí podemos decir es que se trata de un hábito que no deja llegar al bebé a su máximo potencial durante su formación”, dijo en diálogo con El Observador el grado 4 en Neonatología y autor responsable de la investigación, Mario Moraes. La diferencia entre un niño cuya madre consumió grandes dosis de cafeína durante el embarazo, y uno que no estuvo expuesto a esa ingesta, “son unos gramos menos (peso) o unos milímetros menos (talla)”, dijo a El Observador el profesor adjunto de la Cátedra de Ginecología C y autor del estudio, Claudio Sosa. Las pequeñas diferencias son muy significativas en recién nacidos, sobre todo en los que de por sí nacen con bajo peso. Tras la realización de este relevamiento entre noviembre de 2010 y marzo de 2011, Moraes sostiene que los datos obtenidos permiten lanzar la advertencia: “Es aconsejable disminuir lo máximo posible el consumo de mate y café durante el embarazo”. No todas las yerbas tienen la misma cantidad de cafeína; aquellas que se promocionan para “nerviosos” son las que tienen menos concentración del compuesto. Las conclusiones del estudio realizado por profesionales del Departamento de Neonatología de la Facultad de Medicina, la Cátedra de Neuropediatría, la Cátedra de Ginecología C y el Polo Tecnológico de Pando, fueron presentadas en el XXVIII Congreso Uruguayo de Pediatría realizado días atrás en Montevideo. La investigación realizada en Uruguay no es la primera vez que se realiza en el mundo. Tanto en Holanda como en Inglaterra se llevaron adelante trabajos con madres y bebés recién nacidos para ver cómo afectaba el alcaloide. Los estudios no incluyeron el mate. Es por ello que los profesionales en Uruguay, teniendo como base los antecedentes internacionales, resolvieron estudiar el impacto de este producto propio de la dieta uruguaya. “Nosotros nos dimos cuenta que las mujeres que atendemos en el Pereira Rossell toman mucha cafeína a través del mate, indicó Moraes, quien advirtió que algunas mujeres “llegan a consumir hasta 1.700 miligramos de esta sustancia estimulante al día. “Nosotros como uruguayos tomamos mucho mate y no hemos integrado esta infusión como fuente de cafeína. Y muy pocos médicos recomendamos el disminuir la ingesta en el embarazo”, indicó Moraes. Según el especialista, “antes existía un concepto de ‘deja de hacer tales cosas en el embarazo’”. Sin embargo, en la población que se asiste en el Pereira “ese conocimiento se ha perdido” y “muchas mujeres es como si lo escuchara por primera vez”. Si las madres no lo saben, allí –en teoría– debería estar el médico para informar. Pero los profesionales de la salud no siempre avisan a sus pacientes sobre el perjuicio que conlleva consumir ciertos productos. Y esto no ocurre únicamente con la cafeína. “Hay buena información pero lleva un tiempo que llegue al paciente”, sostiene Sosa, quien advierte que en el tiempo breve que tiene el médico durante una consulta en policlínica (entre 10 y 15 minutos) “no es suficiente” para pasarle al paciente toda la información que requiere como para motivarlo a realizar un cambio de hábito. “Lo llamativo es que tenemos una conducta instaurada, que la asumimos como buena, y que está afectando a los recién nacidos porque no estamos concientizando a las madres que eso genera un inconveniente en el bebé si se consume mucho”, dijo a El Observador el químico Eleuterio Umpierrez.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?