Sustancias invisibles intoxican a los pobres

UXBRIDGE, Canadá, 12 Nov (IPS) - Una de las mayores amenazas sanitarias mundiales es también una de las menos admitidas: más de 100 millones de personas literalmente respiran y comen contaminantes como plomo, mercurio y cromo cada día, según un informe del Blacksmith Institute y otras organizaciones

Sin embargo, la atención mundial y miles de millones de dólares se centran en la lucha contra el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), la tuberculosis y el paludismo, que afectan a una cantidad similar de personas.


"La contaminación tóxica ha estado bajo el radar de la mayoría de los gobiernos durante algún tiempo", dijo Stephan Robinson, de la filial suiza de Cruz Verde Internacional. leer más..(artículo completo)

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?