El excesivo ruido en el tránsito puede causar infartos cardíaco

Montevideo. Tiene 156 puntos con niveles más altos de los recomendados

D. FRIEDMANN Y L. COSTA

El excesivo ruido del tránsito puede provocar infartos cardíacos, según un estudio de la OMS. Europa se propone bajarlo a la mitad. En Montevideo, la Intendencia registró 156 puntos con más nivel que el recomendado.

Cada año los ruidos vinculados al tránsito provocan la pérdida de un millón de años de vida saludable ya sea por enfermedades, discapacidades o fallecimientos prematuros, según un estudio realizado entre los países del Oeste de Europa por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En lo que fue la primera investigación acerca del impacto de la contaminación ambiental sobre la salud la OMS concluyó que el ruido ambiental causa más que dificultades para dormir: provoca infartos cardíacos, problemas de aprendizaje y tinnitus (escuchar ruidos en los oídos cuando no hay una fuente sonora externa).

En concreto, la OMS estimó que de ese millón de años de vida saludable que se pierden 903.000 son por problemas de sueño, 61.000 por enfermedades isquémicas del corazón, 45.000 por daño cognitivo en niños y 22.000 por tinnitus.

Los expertos concluyeron que niveles de ruido de tráfico superiores a 60 decibeles son responsables de 1,8% de los ataques al corazón en los países europeos de elevados ingresos: son 50.000 casos.

La semana pasada la Comisión Europea informó que pretende reducir el ruido del tráfico a la mitad. Para conseguir-lo, actualizará en junio próximo la Directiva de Ruido de Vehículos, según informó el diario "El Mundo".

MEDICIONES. En Montevideo el registro del nivel de ruido de la ciudad depende del Servicio de Instituciones Mecánicas y Eléctricas (SIME) de la Intendencia. El último mapeo acústico se desarrolló en 2010 y relevó los niveles de ruido ambiente en 21 áreas de la ciudad.

En todas las zonas hay al menos un punto con un registro superior a 70 decibeles. Dos de los sitios donde se obtuvieron mediciones más altas fueron 18 de Julio entre Tristán Narvaja y Eduardo Acevedo (78,1 decibeles) y Avenida Italia entre Manuel Albo y Presidente Berro (78,9 decibeles). El primero es a pocos metros de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República y el segundo está ubicado a metros del Hospital de Clínicas.

El relevamiento de 2010 no mostró datos significativamente diferentes a los tomados en mediciones anteriores, efectuadas en 2008, 2006 y 1999, dijo a El País el director del SIME, Guillermo Rodríguez Sarmiento. Todos esos mapeos muestran numerosos puntos por encima de 70 decibeles.

El problema del ruido excesivo a raíz del tránsito excede a la capital. En Río Negro, por ejemplo, han llegado a registrar vehículos con entre 85 y 80 decibeles, sobre todo motos con escapes libres, informó Cecilia Garbarino, directora municipal de Higiene.

A fines del año pasado el Ejecutivo Departamental remitió a la Junta Departamental una propuesta para bajar el máximo ruido que pueden registrar las motos: por ejemplo, las de 50 cilindradas, que tienen un tope de 75 decibeles, disminuirlo a 60, dijo el director de Tránsito Hugo Rossi. Hasta ahora el proyecto no ha sido aprobado. De todos modos, los conductores que exceden el máximo permitido son amonestados en una primera instancia y multados si reiteran esa conducta.

En Paysandú, en tanto, la Intendencia comenzó hace unos 15 días a emplear el decibelómetro, como una herramienta de control y ordenamiento del tránsito, y a raíz de las persistentes quejas de los vecinos de algunas zonas por ruidos molestos.

El director de Tránsito Haroldo Canoniero, explicó a El País que realizan mediciones sorpresivas en distintos puntos de la ciudad y procuran ser un instrumento más en la detección de los vehículos que generan los ruidos, que en su mayoría son motos con caños de escape libre.

ESTRÉS CAPITALINO. "Desde hace mucho tiempo estudios científicos han mostrado que la polución atmosférica y acústica -cuyo mayor aportate es el tránsito- afectan a la salud, y en particular a la salud cardiovascular", explicó el cardiólogo Mario Zelarayán, director ejecutivo de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular a El País. Está comprobado además que la contaminación sonora, que aumentó considerablemente en los últimos años, provoca taquicardia y aumento de la presión arterial, dijo.

En Uruguay sólo por el hecho de vivir en Montevideo "la gente se muere más por problemas cardíacos", señaló. En concreto, la tasa de mortalidad es de 320 cada 100.000 habitantes en la capital y de 300 para el interior. "Es una diferencia significativa. La mayor parte de los factores de riesgo, como colesterol o tabaquismo, son similares", apuntó el especialista. (Producción: S. Kanovich y D. Rojas)

Aspectos clave

Estudio de la OMS en Europa

Los ruidos excesivos en el tránsito provocan que se pierdan un millón de años de vida saludable: 903.000 son por problemas de sueño, 61.000 por enfermedades isquémicas del corazón, 45.000 por daño cognitivo en niños y 22.000 por tinnitus. Causan en Europa 55.000 infartos por año.

Mediciones en Montevideo

La última medición efectuada por la Intendencia capitalina indica que hay 156 puntos en la capital con registros superiores a 60 decibeles, parámetro fijado por la OMS para que empiece a afectar al corazón.

El País Digital


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Principales tareas de un Técnico Prevencionista

Definiendo medidas correctivas y medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de la seguridad e higiene industrial?