Buscar este blog

SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL Y RESPONSABILIDAD TECNICA POR ARQUITECTO

21/3/11

Las cinco centrales nucleares que “no debemos perder de vista”

MONTEVIDEO, 21 Mar (UYPRESS) - Tras la tragedia en Japón surge la pregunta ¿y las demás centrales nucleares? Desde Bulgaria hasta Nueva York, hay cinco centrales que están “bajo sospecha”, según la publicación Foreign Policy en Español.

El siguiente es un resumen de las cinco centrales nucleares más peligrosas alrededor del mundo, ya sea por su ubicación geográfica en zonas con actividad sísmica, su edad o por antecedentes que ponen en duda la seriedad con que se asumen sus riesgos nucleares.


Bulgaria, Central Kozloduy

Un informe secreto del Departamento de Energía de Estados Unidos clasificó en 1995, a las centrales nucleares más peligrosas del antiguo bloque soviético. Entre los diez primeros lugares se incluyeron los dos reactores de la Central Kazloduy en Bulgaria.

La central supone riesgos de carácter tecnológico, por su obsolescencia, y por la existencia de cortes de energía en los períodos invernales. El informe señalaba que “es frecuente que por cada tres horas con luz haya una sin. El resultado es una enorme presión para que Kozdoluy siga funcionando a pesar de los riesgos”.

En el año 2004 se clausuraron los dos reactores menos confiables, y la Unión Europea impuso como condición para el ingreso de Bulgaria al bloque, el cierre de otros dos reactores de un total de cuatro que se mantenían en funcionamiento hasta 2009.

En la actualidad, el país se encuentra abocado a la construcción de nuevos reactores en la misma Central conjuntamente con la empresa rusa Rosatom. El inicio de las obras tendrá lugar en setiembre próximo.

Turquía, Central Akkuyu

Turquía se encuentra emplazado encima de la falla del norte de Anatolia, lo que lo convierte en uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo. En los últimos cien años sufrió catorce terremotos de entidad, que se cobraron aproximadamente mil víctimas.

Los planes para la construcción de una central en Akkuyu llevan más de diez años, con idas y venidas, a causa de las protestas de la población. Sin embargo, el año pasado Turquía y Rusia firmaron un acuerdo energético que incluye la construcción de una planta atómica en Akkuyu.

Tras el desastre atómico en Japón, tanto el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, como el presidente ruso, Dimitri Medvédev, afirmaron que el proyecto continúa adelante.

Armenia, Central Metsamor

La central, ubicada cerca de la capital Yereván, con más de un millón de habitantes, suministra el 40% de la energía eléctrica al país. Sin embargo, su tecnología es similar a la central búlgara de Kozloduy, de origen soviético, y su rector fue calificado como el “más viejo y menos fiable” de los de su tipo, por la Unión Europea.

En 1989, tras un terremoto en la zona, la planta fue cerrada y se reabrió a mediados de 1990. Esta central es motivo de polémica entre las autoridades gubernamentales y la comunidad internacional que ha solicitado su cierre, pero éste difícilmente pueda concretarse antes del año 2017.

Estados Unidos, Central Indian Point

La Comisión Reguladora de Energía de Estados Unidos dio a conocer un informe donde se calificaba el riesgo de las 104 centrales nucleares que tiene el país frente a un terremoto. La más peligrosa, concluyó el informe, es la Central Indian Point, ubicada en Nueva York, a tan sólo 40 kilómetros de Manhattan.

Las probabilidades de daño del reactor número 3 de la central, son siete veces más elevadas que la media nacional. Las autoridades han expresado su preocupación al respecto pero no se han producido novedades aún. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo señaló que “soy consciente de la energía que proporciona y de las ventajas. Pero ésta es una información nueva que vamos a investigar”, dijo.

Japón, Central Shika

La central japonesa estuvo a punto de sufrir una reacción en cadena y fuera de control durante quince minutos, en 1999. Si bien nada sucedió finalmente, el hecho fue encubierto y recién salió a luz en el año 2007, cuando el gobierno nipón llevó a cabo una revisión de la planta. Como consecuencia se ordenó su cierre temporal.

Poco antes, un tribunal había dictaminado su cierre ante una acción judicial emprendida por los habitantes locales, ante la desconfianza de su capacidad de resistencia a los sismos. Sin embargo, la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón revirtió la decisión.

La seguridad nuclear ha sido abordada con negligencia en Japón, que ha quedado en evidencia con la catástrofe de Fukushima. Según el diario británico ‘The Guardian’ las centrales nucleares que se construyeron en el país cuando la actividad sísmica era reducida, sin embargo cuando esta se acrecentó no se modificaron las políticas de seguridad por parte de los organismos reguladores del sector nuclear nipón.

Fuente: http://www.fp-es.org/sospechosos-atomicos

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias
Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...