Buscar este blog

SEGURIDAD E HIGIENE INDUSTRIAL Y RESPONSABILIDAD TECNICA POR ARQUITECTO

9/12/10

CONSUMO DE ALCOHOL DURANTE EL FIN DE SEMANA

Consumo excesivo de alcohol durante los fines de semana aumenta el riesgo de muerte por infarto cardíaco El consumo excesivo de alcohol concentrado en el fin de semana duplica el riesgo de muerte por infarto cardíaco respecto a un consumo repartido, según un estudio comparativo entre Francia e Irlanda del Norte, Reino Unido, publicado en la The British Medical Journal (BMJ).

El equipo de Jean-Bernard Ruidavets de la Universidad de Toulouse, Francia, trató de averiguar si los modos de consumo de alcohol -muy diferentes en Francia y en Irlanda del Norte- podían estar vinculados con la disparidad de las tasas de mortalidad por enfermedades coronarias constatada en estos dos países.
La tasa de mortalidad por insuficiencia coronaria aguda (infarto del miocardio y muerte coronaria) fue dos veces más elevada en Belfast, Irlanda del Norte, que en Francia. Los investigadores siguieron durante diez años a cerca de mil hombres de tres ciudades francesas (Lille, Estrasburgo, Toulouse) y de Belfast. Los participantes tenían de 50 a 59 años y no sufrían de afecciones cardíacas al inicio del estudio en 1991.
Los expertos encontraron que el volumen semanal del consumo de alcohol por los bebedores regulares era prácticamente idéntico en Belfast y en Francia. En cambio los “modos de consumos eran radicalmente diferentes en los dos países: en Belfast, el consumo de alcohol estaba más concentrado en un día del fin de semana (el sábado), cuando en los tres centros franceses, el consumo estaba repartido de forma más regular sobre el conjunto de la semana”, destacaron.
La preponderancia del “binge drinking”, definido en el estudio como el consumo excesivo de alcohol (de cuatro a cinco vasos de vino) en una sola ocasión, era casi 20 veces más elevado en Belfast que en Francia (9,4% de los hombres en Belfast frente al 0,5% en Francia).
En paralelo, la incidencia anual de fallecimientos por afecciones coronarias casi se duplicaba en Belfast (5,63 para 1000) respecto a Francia (2,78 para 1000). “Hemos tomado en consideración factores de riesgo clásicos que explican una parte de la variabilidad de 1 a 2 entre Francia e Irlanda del Norte, y hemos introducido el modo de consumo y luego el consumo del vino”, explicó a la AFP uno de los responsables del estudio, Jean Bertrand Ferrires de la Universidad de Toulouse.
“De forma simétrica, está el hecho de consumir en una o dos veces grandes cantidades de alcohol, que da la tasa de mortalidad coronaria, y el hecho de consumir regularmente vino, que es protector para el corazón”, indicó.
En Belfast, los hombres bebían principalmente cerveza (75,5%), seguido de licores (61,3%) y poco vino (27,4%). En cambio, en Francia el consumo de vino predominaba (91,8%).
“El consumo de vino refleja comportamiento de vida diferentes respecto a la cerveza y está asociado a otros factores protectores cardiovasculares, como la alimentación”, subrayó Ferrires.
En un editorial publicado en la BMJ, Annie Britton de la University College London, advirtió sobre los efectos nocivos del consumo de alcohol sobre otras enfermedades. “Hay que recordar a todos los grandes bebedores, sea cual sea su modo de consumo, que aumentan el riesgo de numerosas enfermedades, como la cirrosis hepáticas, la pancreatitis crónica y varios tipos de cáncer”, afirmó.
París, noviembre 24/2010 (AFP)

Publicar un comentario

El mundo se encuentra en la cuarta revolución industrial y Uruguay hizo "poco o nada para adaptarse"

Extraido de Observador Por Gabriel Pereyra El especialista en relaciones laboral dijo que los robots acapararán el sistema ...